Guía de gestión del tiempo: cómo organizarte eficazmente para tener tiempo para ti (sin perder tu paz interior)

 

Hoy me apetece mucho compartirte esos truquillos que yo sigo cada día y que tanto me ayudan a organizarme con mucha practicidad.

 

Y he pensado: si a mi ve van de perlas quizás a ti te interese saber un poquito más de mi estilo de vida minimalista y sencillo que tanto me ayuda a sentirme descansada, rendir en el trabajo, y mantener la mente fresca y creativa.

 

Antes de empezar una cosa. Yo misma he leído mucho sobre productividad, jornadas laborales reducidas y cómo no hacer mil malabares para vivir sin estrés y tener tiempo de calidad. Pero solamente me ha funcionado porque:

 

Me he quedado solamente con lo que me ha resonado en mi corazón y me ha cuadrado con mi estilo de vida sencilla y minimalista.

 

De todo con lo que me he quedado: lo he experimentado, analizado y puesto en práctica. Si se hubiera quedado en el papel, ahí seguiría.

 

Así que te invito a que selecciones muy bien con lo que te vas a quedar de esta información. Y de lo que te resuene empieces hoy mismo a ponerlo en práctica.

 

Al final de este post encontrarás una guía descargable para que puedas realizar los ejercicios que te propongo aquí más fácilmente. Y si tienes cualquier duda escríbeme, estaré encantada de que me saludes y me compartas tu experimentación con esta guía de gestión del tiempo.

 

PRIMER PASO: vaciar la mente.

Lo que más caos mental nos provoca es tener una infinidad de tareas que realizar y no tenerlas identificadas, ordenadas por prioritarias e importantes, y cuándo las vamos a realizar y en qué orden.

 

Y es que el vaciar el caos mental te puede ayudar a ser más productiva y eficiente en tu trabajo, a tener más tiempo de calidad para compartir con tu familia, en tener la mente despejada para saber cómo gestionar tu tiempo con asertividad y por lo tanto, poder disponer de más tiempo libre para ti, para descansar y vivir como deseas.

 

Toma papel y boli y comienza a escribir todas las tareas que tienes en tu cabeza y que te has propuesto realizar.

 

Lo más fácil y estructurado es que empieces por el trabajo y que te hagas una lista de todo lo que tienes pendiente por hacer.

 

Si tienes diferentes proyectos o tareas: desglosa con detalle todas las acciones que tienes que realizar.

 
 

Esto que te puede parecer una tontería o una pérdida de tiempo te va a aportar mucha estructura en tu mente porque vas a poder ver plasmado fuera de tu cabeza todas las tareas que tienes que hacer, todo lo pendiente, lo que pospones, lo que te da pereza, lo que es urgente y lo que no.

 

Después de escribir todas las tareas que tengas que realizar del trabajo, puedes seguir con las tareas personales.

 

SEGUNDO PASO: ordenar los pensamientos.

Escribe al lado de cada tarea que has puesto en tu lista el tiempo que prevés que vas a invertir en realizar cada actividad. Tómate el tiempo que necesites para hacerlo, no hay prisa.

 

Ahora, haz una marca (por ejemplo un asterisco) en aquellas tareas que sean muy urgentes y otra marca (por ejemplo una redonda) en aquellas que sean muy importantes.

 
 

A veces, puede que algo sea importante pero no es urgente y lo vamos posponiendo, generando pensamientos de frustración o juicio en nuestra cabeza.

 

Este ejercicio te va a ayudar a diferenciar lo urgente de lo importante, y puede que algo sea urgente y a la vez importante, entonces puedes hacer ambas marcas.

 

TERCER PASO: organizar tu vida de manera realista.

Ahora, tienes una visión global de todo lo que tienes que hacer y seguro que tienes alguna opinión al respecto de si tu montaña de tareas es demasiado gigante para ser abarcada en las 24 horas que tiene el día. Este ejercicio te ayuda a tomar consciencia y si es posible o no es posible abarcar todo lo que te has propuesto hacer.

 

Pues vamos a ponernos manos a la obra para ordenar todas las tareas para poner orden fuera, ya que va a ser muy importante para poder poner orden dentro de ti, en tu mundo interior, en tus pensamientos.

 

El primer paso para ordenar tus pensamientos, para ser más productiva y eficaz es decidir qué cantidad de tiempo le vas a dedicar a cada área de tu vida.

 

Vamos a utilizar el siguiente calendario para tomar esta decisión de manera consciente y te propongo que seas honesta contigo misma y que te comprometas con lo que elijas, ya que es la única manera de que obtengas resultados palpables. Todo lo contrario te estarías engañando.

 
 

Pinta de color azul el tiempo que le dedicas al trabajo, no el que te gustaría dedicarle, sino el tiempo real que le dedicas al trabajo. Si tienes turnos variables puedes hacer una aproximación o realizar un calendario por cada turno.

 

Ahora pinta en diferentes colores el tiempo que dedicas a cada área de tu vida, por ejemplo: tiempo a la familia, tiempo a la vida social, tiempo a hacer deporte, tiempo a tus hobbies, a cocinar, a dormir, etc.

 

Aquí te pongo un ejemplo que me he inventado.

 
 

¿Qué te parece lo que ves en tu calendario? ¿Te parece un calendario equilibrado entre las diferentes áreas que hemos pintado?

 

Si has comprobado que tu calendario no está equilibrado y que le dedicas demasiado tiempo a una sola dimensión de tu vida (por ejemplo al trabajo) te invito a que tomes uno nuevo y que lo vuelvas a pintar con el tiempo que crees saludable para ti, para que todas las áreas estén equilibradas.

 

Tómate el tiempo que necesites para reflexionar sobre esta parte, ya que es una manera muy saludable para tener un equilibrio entre lo que das al mundo y lo que recibes del mundo. Si encuentras tu equilibrio entre el dar y el recibir te vas a sentir más satisfecha con tu vida, más feliz, con un mayor bienestar y más creativa, productiva y en definitiva, vas a poder expresar tu mayor potencial.

 

Sobre todo, deja un espacio de 10 minutos por la mañana y 15 minutos por la noche para realizar tu práctica de meditación diaria. El hacerle un espacio a tu práctica diaria implica que te comprometes contigo, con tu bienestar y con el objetivo que te has marcado de llevar una vida sin estrés.

 

Una vez que has reflexionado sobre el tiempo adecuado para ti para dedicar a cada área, vuelve a retomar la lista de tareas que has escrito en el paso anterior.

 

El tener claro el tiempo que está bien para ti dedicar a cada área y disponer de una lista de todo lo que tienes que hacer te va a ayudar a clarificar el orden en el que tienes que hacer las cosas.

 

CUARTO PASO: ¿cómo usar una agenda eficazmente?

Toma un nuevo calendario, puede ser uno que te fabriques tú, una agenda anual, el calendario de Google, también hay calendarios gigantes DINA3 que te permiten escribir bastante, o quizás te resulte más creativo una pizarra.

 

Y en el calendario que hayas elegido ordena las actividades que tienes que realizar comenzando por las urgentes y a la vez importantes, siguiendo por las urgentes.

 

Realiza la clasificación que esté bien para ti para ordenarlas en el calendario de manera sosegada, es decir, no intentes apretar al máximo el calendario porque a veces salen imprevistos.

 

Yo te recomendaría que si tu jornada laboral dura 8 horas, te pongas actividades que duren 7 horas, porque si surge un imprevisto podrás abordarlo sin frustrarte. Esto te va a dar una sensación de bienestar interior al sentirte que logras tus metas diarias. Y piensa que cada meta conseguida estás un pasito más cerca de hacer un check en tu lista de objetivos grandes.

 

Ordena todas tus tareas en el calendario, quizás ocupen una semana, quizás ocupen 2, quizás te sorprenda y te des cuenta que tienes todo el mes súper lleno de tareas pendientes. Pero ahora las vas a tener organizadas por prioridades y en un tiempo de ejecución realista.

 

Próximamente, te compartiré ejercicios que complementan esta guía de gestión del tiempo y que te van a ayudar a comenzar el día con una mente despejada y muy motivada, a tener un gran día con momentos de desintoxicación mental, y a acabar el día descansando profundamente. Esto es vital para tener una mente calmada y todos estos ejercicios se van a basar en técnicas de meditación

 

Porque poner orden en el afuera te va a ayudar a poner orden interior. Es un tándem bidireccional, el orden interior que te va a aportar la meditación te va a ayudar a vivir en un modo más tranquila y a realizar tus tareas más concentrada y enfocada. Y el dar estructura a tu mente poniendo orden en el afuera te va a ayudar a sentirte más a gusto en tu mundo interior.

 

QUINTO PASO: descarga esta guía gratuita de gestión del tiempo.

¿Quieres descargarte esta guía de gestión del tiempo (gratis) con las plantillas que hemos trabajado?  

Escríbeme en la caja de suscripción que encontrarás a continuación tu email para que te la pueda enviar. Además, al dejarme tu email podrás recibir emails exclusivos con consejos sobre hábitos saludables muy útiles y fáciles de llevar a cabo.

   

Tus datos serán tratados de acuerdo a la política de privacidad, faltaría más, y puedes consultar todos los detalles acerca de tu privacidad aquí. Te hago un resumen de la información básica de protección de tus datos: Yo, María Teresa Valderas Yamuza, soy la que te enviaré todos los correos con la finalidad del envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La legitimación es gracias a tu consentimiento. Tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Mailerlite. No serán cedidos a terceros, ni utilizados para otros fines que no sean los expuestos anteriormente. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos.

 

Espero que este artículo sobre cómo gestionar tu tiempo te haya resultado práctico y útil para tener más tiempo libre de calidad durante la semana.

 

Si te apetece puedes dejarme un comentario con tu experiencia, comentarios o sugerencias.

 

Un abrazo,

 

Maite

Post a Comment

  He leído y acepto la política de privacidad.

Responsable del fichero: María Teresa Valderas Yamuza. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Getresponse, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a maite@maitevalderas.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en la política de privacidad.